En el Hospital Italiano:

Durante la celebración, me encontré con profesionales que atendieron a mis niñas y a mí, personas a las que les tengo mucho cariño y a quienes siento como amistades de toda la vida, como la Dra. Diana Rodríguez, el Dr. Gonzalo Mariani, las enfermeras de la neo (por ejemplo, a Silvia, a quien ya la ascendieron de puesto laboral). ¡Fue una verdadera satisfacción Encontrarme con todos ellos!

Junto a Liliana Zapata y Juan Lanzavecchia tuvimos la oportunidad de representar a la Red de Familias Prematuras en el Hospital Italiano y dar a conocerla promocionando nuestras acciones. El público fue especial, maravilloso, ideal: familias con sus bebés recién nacidos prematuros y otros que lo fueron, como las hijas de Sandra y Daniel, amigos y compañeros de este camino de la prematurez.

A pesar de mis miedos escénicos, pude expresar y contarles todo lo que habíamos aprendido como padres, como familia de bebés nacidos prematuros y la satisfacción que uno siente al transmitir lo aprendido a otras familias y la emoción que uno experimenta cuando los ayuda, apoya y contiene. Los invitamos a participar en la Red desde el lugar en el cual ellos se sintieran más cómodos. Mientras intentaba que las palabras fluyeran, vi entre la gente a mi princesa Sofía, y vinieron a mi mente miles de imágenes de momentos vividos, momentos que quedarán en mi corazón por siempre, como el mejor triunfo o el mejor regalo. Entre ellos, aquel momento especial en el que —con tan sólo 550 gramos, y luego de 17 largos días— la sentí por primera vez sobre mi pecho desnudo. Fue un tiempo largo e infinito que aún está en mí, ese primer contacto piel a piel con Sofía fue glorioso y gracias a los médicos, las enfermeras, la familia y los amigos que nos acompañaron y acompañan, se seguirá repitiendo en cada abrazo que le doy a mi hija, aún hoy, habiendo pasado ya 14 años.

SANDRA MARCHESE, MAMÁ DE ROCÍO (32 SEMANAS) Y SOFÍA (23 SEMANAS)

En el Hospital Garraham:

La Semana del Prematuro que se realiza cada año tiene para mí un significado muy especial, es la celebración de la oportunidad que la vida nos dio de tener en nuestros brazos a pequeños guerreros que supieron luchar por su vida, día a día, dentro de la neo y a superarse, día a día, fuera de ella. Me emociona todos los años participar de la fiesta que organiza el Hospital de Pediatría Prof. Dr. Juan P. Garrahan, y encontrarme nuevamente con tantos

profesionales de la salud que ayudaron e hicieron posible que Leandro esté con nosotros. Cada año celebramos la vida junto a todas las familias que transitaron por esta experiencia y no dejo de agradecer en especial a la Dra. Gabriela Bauer y a la Dra. Susana Rodríguez. ¡Gracias, gracias!

ÁNGELA SOSA, MAMÁ DE LEANDRO (27 SEMANAS)

En la Maternidad Sardá:

Como todos los años, asistí a la fiesta que realiza la Maternidad Sardá durante la Semana del Prematuro. Es para mí una sensación hermosa volver cada año y ver nuevamente a aquellas personas que colaboraron para que mi hija salga adelante y sea hoy una nena feliz e igual a cualquier otra.

Este último año tuvimos la posibilidad de recorrer la neo y cada lugar donde Rocío estuvo durante sus primeros tres meses de vida. Lo más importante a destacar es que tuvimos la oportunidad de hablar con familias que tenían a sus bebés internados en ese momento y expresarles que lo más importante es que tengan constancia, esperanza, una fuerte presencia en la internación y que cumplan con el seguimiento luego del alta.

De todas estas fiestas, me llevo la mirada de muchas mamás que tienen a sus bebés nacidos prematuros y del brillo de sus ojos cuando ven a mi hermosa y sana hija que atravesó circunstancias similares.

VALERIA CONDE, MAMÁ DE ROCÍO (28 SEMANAS)

En la Maternidad Sarda, la fiesta del prematuro es algo que cada año nos llena de alegría. Encontrarse con las nuevas familias de prematuros, con algunos padres que asistieron durante el año a las Charlas de Padres a Padres y con aquellos que siempre regresan en estas fechas para celebrar la vida, es emocionante. Ver esas sonrisas que se multiplican entre padres y médicos, padres y enfermeras, niños con sus doctores, es algo verdaderamente hermoso. Personalmente me reconforta, me abraza, me alegra el alma.

Este año, la celebración fue especial, ya que la Legislatura porteña declaró las actividades de la Red de Familias Prematuras de interés sanitario y frente a todos los padres y profesionales nos entregaron el correspondiente diploma.

Fue muy emotivo recibir un reconocimiento así en el lugar donde justamente nos recibimos de madres, padres, familias de prematuros. Y como cierre del encuentro… Tommy, el hijo de Vero Fernández y Marcos Bentos que nació prematuro, nos regaló su música y escucharlo tocar el piano nos emocionó hasta las lágrimas. Nuestros hijos, gracias al apoyo del equipo de salud,

pudieron salir adelante y es por ello que cada año venimos a celebrarlo.

TERESA GIMÉNEZ, MAMÁ DE SEBASTIÁN (28 SEMANAS)

Suelta de Globos:

El 15 de noviembre de 2015, en Plaza Francia, en el marco de la Semana del Prematuro y cercanos al 17 de noviembre, Día Mundial de la Prematurez, nos reunimos para realizar una suelta de globos.

Fue emocionante escribir deseos y atarlos a los globos, soltarlos y ver cómo el cielo se cubría con los colores que nos identifican. Todos participamos vestidos con las remeras de la red y portamos nuestra bandera.

De esta manera, celebramos poder estar presentes en familia, habiendo transitado y resignificado lo que implica atravesar un nacimiento prematuro y contribuir con la difusión de esta problemática para lograr una sociedad más consciente y comprometida. Fue una experiencia increíble, una tarde llena de emociones, abrazos, esperanza y gratitud.

La Celebración de la Red:

El 29 de noviembre de 2015, se realizó la celebración de nuestra Red. Pasamos un domingo juntos: familias y profesionales, quienes unidos por la misma causa, revisamos el camino transitado. Todo aquello que con mucho esfuerzo, dedicación y compromiso fuimos construyendo juntos.

Se vivieron muchas emociones al encontrarnos, al darnos las gracias por los aprendizajes adquiridos que fueron propiciados en experiencias sumamente enriquecedoras, por mirar los obstáculos que sorteamos y visualizar cuánto hemos crecido como proyecto, y sobre todo como seres humanos, a través del proceso de construcción de nuestra preciada Red.

Un día que nos reconforto integralmente para seguir adelante, fortaleciéndonos en pos de cumplir nuestros objetivos y buscar nuevos desafíos.

semana03
semana01
semana00